Invitame un café en cafecito.app

MAR ROJO: OCÉANO NACIENTE
pez león ~ MAR ROJO

MAR ROJO: OCÉANO NACIENTE

Fuente potencial de incalculables riquezas minerales, el mar Rojo, uno de los ambientes marinos más ricos del mundo, ofrece a los geólogos la oportunidad de estudiar los movimientos y cambios de la corteza terrestre, pues se trata de un océano en formación.

Brazo de agua, con solamente 305 km en su punto más ancho, el mar Rojo se extiende 2.100 km en dirección sureste desde Suez hasta Bab-el-Mandeb, donde conecta con el Golfo de Adén y, por ese conducto, con el océano Índico. Separa las costas de Egipto, Sudán y Etiopía de las de Arabia Saudita y Yemen.

Se ignora cómo «el depósito más extraordinario de agua de la Tierra» obtuvo su nombre: mar Rojo.

Se suele afirmar que deriva del crecimiento estacional de algas que, en breves períodos del año, tiñen de ese color sus aguas, normalmente azules. Mas cuando se pone el sol del desierto y la quieta superficie refleja las colinas rosadas del ocaso, la tentación de optar por una explicación más poética es irresistible.

En términos geológicos, el mar Rojo es muy joven. Empezó a formarse hace 40 millones de años, cuando la corteza se desgajó para crear el Valle del Gran Rift de África. Cuando las placas continentales de África y la Península Arábiga se separaron, la corteza que había entre ellas se derrumbó y, en el curso de milenios, la grieta se inundó poco a poco con agua del mar. El movimiento de las placas es constante, y los costados más o menos rectos del mar Rojo se mueven en direcciones opuestas a razón de 10 mm al año. Aunque este índice de movimiento supone apenas 1 m por siglo, podría acelerarse. Hasta ahora el desarrollo del mar reproduce casi axactamente el del océano Atlantico; quizá dentro de 200 millones de años alcance las mismas dimensiones.

El movimiento de la corteza bajo el mar Rojo tiene otros efectos. En primer lugar, ocasiona que sus litorales se eleven e inclinen tierra adentro; por tal motivo, las aguas fluviales se alejan en vez de desembocar en el mar Rojo. Asimismo, la actividad volcánica a lo largo de la línea de separación de las placas provoca temperaturas acuáticas de hasta 59°C, las más altas del planeta.

El mar Rojo tiene una de salinidad del 4,1%, mayor que la de cualquier océano (el promedio es de 3,5%, y la del mar Mediterráneo de 3,8%). Hace 25 millones de años, antes de abrirse el paso al océano ïndico, todas las aguas que desembocan en el mar Rojo se evaporan, formando vastos lechos salados. Los alzamientos más recientes han alterado esos lechos, diluyendo su sal en el mar.

La rápida evaporación de las aguas superficiales bajo el implacable sol tropical concentra aun más la sal. Sin ríos afluentes y con lluvias desérticas normales de alrededor de 25 mm anuales, el mar Rojo pierde el equivalente a 1,8 m de profundidad de agua cada año. Sin la entrada de aguas del océano Índico que fluyen por el estrecho de Bab-el-Mandeb, se evaporaría por completo. Tal como está, a mediados del invierno, cuando los niveles de agua llegan a su punto más bajo, las capas superiores del arrecife de coral que reviste sus costas empiezan a morir.

A lo largo de la línea de la grieta, el magma de la corteza terrestre no cesa de fluir para llenar las hendiduras generadas por la separación de las placas. En cavidades profundas, con temperatura y salinidad muy intensas, los minerales del magma se concentran drásticamente. Se han encontrado 15 de esas «profundidades» con concentraciones de metales pesados que se calculan hasta 30.000 veces superiores a las normales. El valor de hierro, del manganeso, del cobre y del zinc en los 9 m  superiores de los sedimentos se estima en 2.000 millones de dólares. Esos minerales podrían ser la mayor riqueza del mar Rojo.

Sin embargo, hoy el tesoro más preciado del mar es su rebosante vida marina. Debido a la calidez del agua, los estrechos bordes de sus costas abruptas albergan algunos de los arrecifes de coral más abundantes del mundo. Empezaron a formarse hace apenas 6.000 o 7.000 años, de manera que están también entre los más jóvenes. Hasta la fecha se han identificado 177 especies distintas al coral, muchas de las cuales sólo suelen crecer en mares ecuatoriales, 2.500 km más al sur. Los densos arrecifes (donde pueden hallarse 20 o más especies en tan sólo 3 m de anchura) alojan a más de 1.000 tipos diferentes de peces; cerca del 30% son exclusivos de esas aguas.

Pez Ardilla
MAR ROJO: OCÉANO NACIENTE
Pez ardilla sable (Sargocentron spiniferum) en el Mar Rojo, Egipto.

Los peces ardilla, de los que existen 70 especies en el mundo, abundan entre las rocas y los corales de los arrecifes del mar Rojo. De brillante colorido, son en su mayoría rojos, con motas blancas, amarillas y negras; tienen grandes escamas duras y afiladas aletas espinosas. Animales nocturnos, pasan el día ocultos en las grietas de las rocas, de donde salen de noche para escrutar las oscuras aguas con sus grandes ojos y devorar pequeños crustáceos. Con la ayuda de músculos especializados, hacen vibrar sus vejigas natatorias y pueden emitir diversos sonidos; se cree que éstos desempeñan un papel importante en su comportamiento territorial y, especialmente, en los rituales reproductivos.

El multicolor pez papagayo usa sus fuertes dientes para triturar el coral y para extraer algas nutritivas; las estrellasy babosas de mar se arrastran por la superficie del arrecife. La familia de los labros es particularmente prolífica, con más de 50 especies diferentes, cuyo tamaño va desde los diminutos labros de seis bandas, de apenas 2,5 a 4 cm, al gigantesco giboso, que mide más de 1,8 m y patrulla los farallones de coral, devorando moluscos y erizos.

Como los peces de los arrecifes de otras latitudes, algunas especies han desarrollado la capacidad de cambiar de sexo, logrando mayores posibilidades de supervivencia. Si en una generación hay escasez de machos, algunas hembras crecen más al madurar y adoptan colores más brillantes; se vuelven lo que los científicos llaman «supermachos». En tiempo de celo, éstos atraen a varias hembras para aparearse, y aunque repeles a otros supermachos, pasan por alto a los machos naturales, de apariencia similar a la de las hembras. Así, las dos series de machos se reproducen, y la continuidad de la especie se garantiza.

La belleza y diversidad de la vida submarina contrasta con la esterilidad de la tierra circundante; el mar Rojo divide un desierto que va desde Mauritania, en África occidental, hasta el Gobi, en el centro de China. Hace 200 millones de años era sólo una pequeña depresión en el inmenso continente afroasiático; hoy es un profundo mar tropical, y aún puede convertirse en un vasto océano.


Arabia Saudita

ARABIA SAUDITA

Arabia Saudita es el país más grande de la península arábiga y tiene la mayor economía del mundo árabe.

3 comments
Egipto Faraones, el río Nilo y las Pirámides

EGIPTO, TIERRA DE FARAONES

Oficialmente la República Árabe de Egipto, es un país transcontinental que atraviesa la esquina noreste de África y la esquina suroeste de Asia por un puente de tierra formado por la Península del Sinaí. Egipto es un país mediterráneo que limita con la Franja de Gaza e Israel al noreste, el Golfo de Aqaba al este, el Mar Rojo al este y al sur, Sudán al sur y Libia al oeste.

5 comments
SUDÁN

SUDÁN DEL NORTE

Sudán es el país más grande de África, es uno de los más pobres y menos desarrollados del mundo. El río Nilo corre de Sur a Norte y la mayoría de las personas viven a lo largo de sus  fértiles Riberas. El paisaje varía desde desierto rocoso en el norte hasta pantanos en el sur. Sudán también está dividido culturalmente.

1 comentario

YEMEN

Yemen tiene las tierras más fértiles que las de los otros países del medio oriente, con una buena agricultura en la zona oriental, donde llueve regularmente.

5 comments

Mundo Árabe

Sitio web de sociedad y cultura árabe. Ricas recetas de comidas árabes para cocinar, aprende sobre cultura, idioma, países, cursos recomendados. Mira la tienda árabe.
Invitame un café en cafecito.app

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.