Mundo Árabe » Categoría Costumbres Árabes » Quién Es El Profeta Mahoma Fundador del Islam

Quién Es El Profeta Mahoma Fundador del Islam

Quién Es El Profeta Mahoma Fundador del Islam

¿Quién es Mahoma?

El Profeta mahoma, es el fundador del Islam, es el último profeta enviado por Allah, a la tierra, para recordarnos su mensaje.

Los musulmanes profesan amor y veneración por el Profeta Mahoma:

Cuando se hace referencia al profeta, su nombre siempre se acompaña de de bendiciones, hacia él.

Quién Es El Profeta Mahoma Fundador del Islam
Danza de veneración Sufi

Como por ejemplo en el caso de los chiíes, pronuncian:

  • «Bendígale Dios y le dé su paz» (sal-la allahu ‘alaihi (wa alihi) wa sal-lam
  • «La paz y la oración estén con él» (alaihi as-salatu wa-s-salam).

Existen veneraciones al profeta Mahoma con música y danza como la, de los sufíes devotos, con su tradicional danza.

Tradicionalmente no se celebra el nacimiento del Profeta Mahoma, con festividades.

Con la excepción de algunos musulmanes que si la celebran muchos consideran que se trata de una innovación contraria al espíritu del islam y a los preceptos coránicos.

Las Imágenes del Profeta Mahoma

Quién Es El Profeta Mahoma Fundador del Islam
Nombre de Mahoma en lengua árabe

Las enseñanzas del Corán, dejan muy claro que las imágenes de cualquier deidad, están prohibidas.

Las representaciones escritas son una alternativa que tienen para grupos de musulmanes, que se niegan a esta realización de ilustraciones del profeta Mahoma.

En el Islam no se pueden realizar imágenes de ninguna figura humana, bajo ninguna circunstancia.

Usar imágenes es una manera de fomentar la idolatría, de la imagen en sí misma.

Tocar la imagen, adorarla, es una manera de darle una importancia mayor de la que tiene, se vuelve más importante que el concepto que representa.

En el arte islámico Mahoma suele aparecer con el rostro cubierto por un velo o representado como una llama.

La perspectiva islámica es diversa y algunos musulmanes mantienen una visión más flexible.

Entonces, nos podemos preguntar realmente, quién es Mahoma, para los musulmanes.

El Profeta: Quién es Mahoma en El Corán

El Islam declara categóricamente que el Santo Profeta del Islam es el último de los profetas portadores de la ley.

Y el Corán es el último libro de la ley divina, perfeccionado y protegido hasta el fin de los tiempos.

Un libro que es perfecto y también está protegido de la interpolación, trasciende la alteración.

No se justifica ningún cambio en ambos aspectos.

Siempre que un libro sea perfecto y esté protegido de la interpolación humana, no se justifica ningún cambio.

En cuanto a la profecía, que no sea la profecía que lleva la ley, la posibilidad de su continuidad se menciona claramente en el Corán.

De nuevo, hay claras profecías acerca de tales reformadores divinos que estarían completamente subordinados al Santo Fundador del Islam y al Libro Sagrado: el Corán.

El siguiente verso del Surah Al-Nisa no deja ambigüedad sobre esto:

Y quien obedezca a Allah y este Mensajero suyo estará entre aquellos a quienes Allah ha otorgado Sus bendiciones, a saber, los Profetas, los Verdaderos, los Mártires y los Justos. (Corán 4:70)

El corán es la última enseñanza, después de él no va a venir nada nuevo, nada cambiará las enseñanzas de Islám.

Nada nuevo vendrá para anular las enseñanzas del Islam, ni un nuevo profeta independiente nacería fuera del dominio del Islam.

Todo nuevo profeta cualquiera sea estará completamente subordinado al Santo Profeta Mahoma.

Los profetas siempre vinieron a entregar un mensaje de las creencias y de las prácticas y en como implementar esas creencias en la vida de cada persona.

Esto cubre todos los aspectos de las leyes religiosas: Cómo mejorar la relación de uno mismo con Dios y en como comportarse en relación, con los demás, seres humanos.

No podemos entrar en una larga discusión sobre cómo esta tarea se lleva a cabo a la perfección en el Islam.

Quizá sería apropiado ilustrar algunas características importantes de esta enseñanza de carácter universal.

Objetos Que Pertenecían a Mahoma

En el Palacio de Topkapi, en Estambul, se exhiben objetos que pertenecieron al Profeta Mahoma.

Como el Santo Manto, el arco y la espada del profeta, tierra de la tumba de Mahoma y una huella de su pie enmarcada en bronce.

También, pelo de su barba y el relicario donde se conserva uno de sus dientes.

[content-egg module=Pixabay template=justified_gallery]

Sura de Muhammad Revelado después de la Hégira.

Esta Sura nos puede revelar quién es Mahoma, en el Corán:

Este capítulo tiene 38 versos.

¡En el nombre de Allah, el Compasivo, el Misericordioso!

  1. A quienes no crean y aparten a otros del camino de Allah, Él les invalidará sus obras.
  2. En cambio, borrará las malas obras y mejorará la condición de quienes hayan creído, obrado bien y creído en la revelación hecha a Muhammad, la cual es la Verdad que viene de su Señor.
  3. Y esto es así porque los infieles siguen lo falso, mientras que los creyentes siguen la Verdad venida de su Señor. Así es como Allah los pone como ejemplo a los hombres.
  4.  Cuando sostengáis, pues, un encuentro con los infieles, descargad los golpes en el cuello hasta someterlos. Entonces, atadlos fuertemente. Luego, devolvedles la libertad, de gracia o mediante rescate, para que cese la guerra. Es así como debéis hacer. Si Allah quisiera, se defendería de ellos, pero quiere probaros a unos por medio de otros. No dejará que se pierdan las obras de los que hayan caído por Allah.
  5.  Él les dirigirá, mejorará su condición
  6.  y les introducirá en el Jardín, que Él les habrá dado ya a conocer.
  7. ¡Creyentes! Si auxiliáis a Allah, Él os, auxiliará y afirmará vuestros pasos.
  8. ¡Ay de aquéllos, en cambio, que no hayan creído! Invalidará sus obras.
  9. Y esto es así porque les repugnó la revelación de Allah. E hizo vanas sus obras.
  10. ¿No han ido por la tierra y mirado cómo terminaron sus antecesores? Allah los destruyó. Y los infieles tendrán un fin semejante.
  11.  Y esto es así porque Allah es el Protector de los creyentes, mientras que los infieles no tienen protector.
  12. Allah introducirá a quienes hayan creído y obrado bien en jardines por cuyos bajos fluyen arroyos. Quienes, en cambio, hayan sido infieles, gozarán brevemente y comerán como comen los rebaños. Tendrán el Fuego por morada.
  13. ¡Cuántas ciudades hemos hecho perecer, más fuertes que tu ciudad, que te ha expulsado, sin que hubiera quien les auxiliara!
  14. ¿Es que quien se basa en una prueba clara venida de su Señor es comparable a aquéllos cuya mala conducta ha sido engalanada y que siguen sus pasiones?
  15. Imagen del Jardín prometido a quienes temen a Allah: habrá en él arroyos de agua incorruptible, arroyos de leche de gusto inalterable, arroyos de vino, delicia de los bebedores, arroyos de depurada miel. Tendrán en él toda clase de frutas y perdón de su Señor. ¿Serán como quienes están en el Fuego por toda la eternidad, a los que se da de beber un agua muy caliente que les roe las entrañas?
  16. Hay algunos de ellos que te escuchan, pero que, apenas salidos de tu casa, dicen a quienes han recibido la Ciencia: «¿Qué es lo que acaba de decir?» Éstos son aquéllos cuyo corazón Allah ha sellado y que siguen sus pasiones.
  17. A quienes se dejen dirigir, Él les dirigirá aún mejor y les dará que Le teman.
  18.  ¿Qué pueden esperar, sino que les llegue la Hora de repente? Ya se han manifestado síntomas de la misma. Pero ¿de qué les servirá que se les amoneste cuando ella les llegue?
  19. Sabe, pues, que no hay más dios que Allah y pide perdón por tu pecado, así como por los creyentes y las creyentes. Allah conoce vuestras idas y venidas y dónde moráis.
  20. Los creyentes dicen: «¿Por qué no se revela una sura?» Pero, cuando se revela una sura unívoca en la que se menciona el combate, ves que los enfermos de corazón te miran como mira uno a quien ronda la muerte. Más les valdría
  21.  obedecer y hablar como es debido. Y, una vez tomada una decisión, lo mejor para ellos sería que fuesen sinceros con Allah.
  22. Si volvéis la espalda, os exponéis a corromper en la tierra y a cortar vuestros lazos de sangre.
  23. A éstos es a quienes Allah maldice, volviéndoles sordos y ciegos.
  24. ¿Es que no meditan en el Corán ¿O es que sus corazones están cerrados con candado?
  25. Quienes han vuelto sobre sus pasos, después de haberse manifestado a ellos la Dirección claramente, han sido seducidos por el Demonio, pero les ha concedido una tregua.
  26.  Esto es así porque dicen a quienes les repugna lo que Allah ha revelado: «En algunas cosas os obedeceremos». Allah, empero, sabe lo que ocultan.
  27.  ¿Qué pasará cuando los ángeles les llamen, golpeándoles en el rostro y en la espalda?
  28. Esto es así porque van en pos de algo que irrita a Allah y en cambio, le repugna lo que les satisface. Por eso, hace vanas sus obras.
  29. ¿Es que creen los enfermos de corazón que Allah no va a descubrir su odio?
  30. Si quisiéramos, haríamos que les vieras: les reconocerías por sus rasgos: y ciertamente, les reconocerás por el tono de sus palabras. Allah sabe lo que hacéis.
  31. Hemos de probaros para saber quiénes de vosotros luchan y perseveran, así como para comprobar lo que se cuenta de vosotros.
  32.  Los infieles que hayan desviado a otros del camino de Allah y se hayan separado del Enviado, después de habérseles manifestado claramente la Dirección, no causarán ningún daño a Allah. Y hará vanas sus obras.
  33.  ¡Creyentes! ¡Obedeced a Allah y obedeced al Enviado! ¡No hagáis vanas vuestras obras!
  34. Allah no perdonará a los infieles que hayan desviado a otros del camino de Allah y mueran siendo infieles.
  35. ¡No flaqueéis, pues, invitando a la paz, ya que seréis vosotros los que ganen! Allah está con vosotros y no dejará de premiar vuestras obras.
  36.  La vida de acá es sólo juego y distracción. Pero, si creéis y teméis a Allah, Él os recompensará sin reclamaros vuestros bienes.
  37. Si os los reclamara con insistencia, os mostraríais avaros y descubriría vuestro odio.
  38. He aquí que sois vosotros los invitados a gastar por la causa de Allah, pero hay entre vosotros algunos avaros. Y quien es avaro lo es, en realidad, en detrimento propio. Allah es Quien Se basta a Sí mismo, mientras que sois vosotros los necesitados. Y si volvéis la espalda, hará que otro pueblo os sustituya, que no será como vosotros.

Concluimos en que:

Estas son las palabras, del Corán que Allah pone en tu corazón: «Gana por tus obras la recompensa divina».

Solo los fieles se ganarán el paraíso, los demás se mostrarán con un corazón avaro ante Allah y él los rechazará.

«Creyentes obedeced a Allah y al enviado«, en estas palabras descubres quién es Mahoma y la importancia de seguir las enseñanzas del profeta.

El Islam, es declarado en el Corán, como la última religión perfeccionada para el beneficio de la humanidad.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.